Tenshin Shoden Katori Shinto Ryu Argentina

Historia

 

Tenshinshō-den Katori Shinto Ryu fue fundado por Iizasa Choisai Ienao a mediados de la era Muromachi (1336-1573) en la región de Katori del dominio de Shimosa (actual ciudad de Katori, prefectura de Chiba), y es la fuente de la cual muchas artes maciales japonesas han evolucionado.

 

Aproximadamente a los sesenta años de edad, Iizasa emprendió mil días de oración y de formación austera dedicada a la deidad de Katori en el recinto del santuario, después de la cual se le otorgó un pergamino divino en las artes guerreras. Dado que el arte fue recibido a través de una transmisión divina, Iizasa nombró al arte "Tenshinshō-den" (transmisión directa y auténtica de las deidades) Katori Shinto Ryu. Este arte se ha transmitido durante veinte generaciones en sucesión directa desde entonces.

 

Katori Shinto Ryu fue el primer arte marcial japonés que ha sido designado un bien cultural intangible por el gobierno japonés en 1960, junto con cuatro personas: Iizasa Yasusada Soke, Otake Risuke Shihan, Otake Nobutoshi Shihan, y Kyoso Shigetoshi Shihan, designados guardianes de esta escuela.

 

Hoy en día la tradición mantiene un plan de estudios significativo de entrenamiento marcial (incluyendo kenjutsu (esgrima), iaijutsu (desenvaine cortando), Bojutsu (técnicas de palo), naginatajutsu (técnicas de alabarda), Sojutsu (técnicas de lanza), shuriken (armas arrojadizas), y jujutsu (combate sin armas)), así como el estudio estratégico (estrategias y tácticas incluyendo chikujo (fortificaciones), gunbaiho (movimiento de tropas y posicionamiento), Noroshi (señales de humo) y ninjutsu (espionaje), así como las ciencias de la observación de la interacción del yin y yang incluyendo Tenmon chiri Fusui (astrología y topografía)) y el desarrollo personal incluyendo el Heiho (el camino de la paz).

 

Katori Shinto Ryu hoy es guiada por la 20a generacion, la cabeza de escuela, Iizasa Yasusada Soke, y la instrucción se encuentra dirigida por Otake Risuke Shihan.

El arte es preservado y transmitido en Japón y a nivel internacional como una única cultura guerrera clasica japonesa de la region de Katori.

 

 

Maestro Otake Risuke

 

Iizasa Ienao se caracterizaba por decir "heiho wa heiho nari". Se trata de un juego de palabras. La primera heiho significa métodos de los militares. El segundo heiho está escrito con otros caracteres con la misma fonética pero referidos a los métodos pacíficos.

Así, Iizasa estaba diciendo que el guerrero debe ser un artista de la paz. Esto se refiere a una antigua creencia entre muchos maestros de artes marciales, que el más alto nivel de especialización está en ser capaz de ganar sin luchar (arawazu ni katsu).

 

Para los guerreros como Ienao, alcanzar el nivel más alto de las artes de guerra era "percibir lo que es en silencio al ver que lo que no tiene forma". "Mediante la capacitación en el arte guerrero, uno abriría el «shingan», o el «ojo espiritual»".

¿Cómo alcanzar esos conocimientos?

El maestro, Otake Risuke, ha mencionado algunos métodos de la Escuela Katori Shinto-Ryu en libros y entrevistas.

El maestro Otake comentó que hay diferentes caminos hasta una colina, que llegan a la misma cumbre. Del mismo modo, puede haber diferentes estilos de artes marciales, pero una buena guía llevará a los mismos objetivos.-- Sin embargo, dijo que también hay caminos equivocados que llevan cuesta abajo en vez de arriba, y que conducen en forma errónea. Estos caminos se deben evitar, por lo para el maestro Otake no todo vale. Se debe elegir el camino que le lleva hacia arriba. Además de las artes marciales, también se pueden estudiar otras disciplinas artísticas libres, como la ceremonia del té o el arreglo floral.

"La única diferencia", bromeó, "Es el peligro. El Budo está más lleno de peligros. Si comete un error, te golpea en la cabeza con un Bokuto o algo por el estilo. ¡En la ceremonia del té, lo peor que le puede ocurrir es que se derrame una cuchara de agua caliente en sus piernas!".

 

“Así, he oído lamentarse a algunas personas que debido al trabajo, la familia u otras responsabilidades, deben renunciar a la práctica del budo. Pero los objetivos del budo son las metas de la vida plena, con responsabilidad y apertura de corazón. Así que la vida plena es también una forma de capacitación. La sabiduría se puede alcanzar de muchas maneras.”

 

 

Para más información de Katori Shinto Ryu en Argentina contactarse con Mario Lorenzo

Tel: 011  15 4 993 9782    email: m_lorenz@hotmail.com